el que busca encuentra

sábado, 11 de septiembre de 2010

Estampa de un sábado por la tarde


Los perros ladran. Una gallina se metió a la cocina. No sé de dónde salió, seguramente voló de la casa de al lado. Mi mamá comienza a gritar como loca mientras la persigue con una escoba. No quiere agarrarla con las manos pero ya se subió a la barra y amenaza con tirar las macetas con violetas. Los pájaros comienzan a revolotear y hacen tanto ruido dentro de las jaulas. Más ladridos de perros. La gallina revolotea, hace escándalo. Mi mamá llama a una vecina para que la saque...

Comienzo a recordar porqué había tardado tanto en visitar a la familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Porque lo que se habla no se actúa: