el que busca encuentra

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Balance de año: números negros??

En el surfing diario de blogs en estas vacaciones, encontré este meme que me interesó hacer. Es como un recuento del año, lo cual siempre es importante y necesario hacerlo. Así que ahí va:

Lo más emocionante: Lo que está por venir. Este año toqué fondo en muchos sentidos, así que lo mejor de este año es que ya casi se acaba.

Lo más emotivo: La llegada de Pompo a mi vida. Ese perro es el amor de mi vida, en verdad, no sabía que se podía querer tanto hasta que tuve a este perrito.

Lo más sorprendente: Darme cuenta de los buenos amigos que tengo. Lo sabía, pero nunca había necesitado tantos hombros para llorar, tantas manos de las cuales sostenerme.

Lo más divertido
: Mi fiesta de cumpleaños, llegué a los 30 acompañada de la gente que quiero y eso fue fenomenal.

Lo más triste/doloroso
: Las pérdidas de mi tía y mi abuelo. Aunque pasan los días, me siguen haciendo tanta falta. 

Lo más gracioso: Las reuniones con mis amigos. Con todos: las idas al cine, el baby shower, las noches de cartas, el cafecito, el vinito tinto, los eventos a favor de los perritos callejeros.

Lo más preocupante
: La inestabilidad en las universidades donde trabajo, cada vez hay menos grupos disponibles, cada vez tardan más en pagar.

Lo más feliz:Este año no podría catalogarlo como un año feliz. Sin embargo, dicen por ahí que no hay mal que por bien no venga y si algo me hace sentir bien es darme cuenta que soy fuerte, que puedo sobrevivir a pesar de las dificultades, que no me desmoroné ante las adversidades. Y eso me pone feliz.

Lo más extraño: Mi vida. Es tan distinta a hace un año. Lo cual me demuestra que no se puede dar nada por sentado. Estamos aquí sólo por hoy, hay que aprovecharlo!

Lo mas inteligente: Tomarme un break en la formación. Fue difícil, pero al final de este año y como se dieron los acontecimientos, se que fue lo mejor.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Propósitos

Dicen que a las palabras se las lleva el viento. Así que este año decidí hacer algo distinto en cuanto a mis propósitos, no son 12, pero son ambiciosos. También he leído que hay que ser específico en la enunciación de ellos, nada de divagues. Por eso, he decidido hacer un post acerca de ello, ustedes son mis testigos y ya veremos a fines de año cómo salieron esos propósitos.

1. Ahorrar para ir a conocer Nueva York
Siempre he soñado con conocer NY, en otoño o en invierno. Siento que estoy en la edad exacta para hacer este viaje. Y sí, puede ser un cliché pero no por ello deja de ser hermoso.

2. Tener mi departamento. 

Este año no será mío, pero quiero vivir sola, all by my self. Ya estuvo bien de ser depediente.

1. Fortalecer mi profesión y mi trabajo. 

En este rubro, desde el año pasado se quedaron varios proyectos en el tintero. Quiero dar cursos, diplomados, titularme de la maestría, tomar diplomados de actualizaciones, hacer crecer mi consultorio con más pacientes. Quiero obtener una materia definitiva en la universidad. Prepararme para el 2013, porque voy por el doctorado!!!






4. Recuperar el peso que yo considero ideal. 


Actualmente me encuentro en el límite superior de mi peso y de mi IMC, digamos que estoy "gordibuena". Quiero bajar 5 kilos, volver a hacer ejercicio una hora diaria, entrarle a los 30 con todo!!!

5. Ayudar a una asociación que ayuda a los perritos callejeros. 
Desde que adopté a mi perro, mi vida se ha hecho más feliz, así que quiero comprometerme con otros perritos que no han tenido la misma suerte, incluso, pienso adoptar otro chiquito, sólo espero que Pompo lo reciba con los brazos abiertos.

martes, 6 de diciembre de 2011

Las princesas primorosas

 Es curioso todo lo que la memoria es capaz de almacenar. Y cómo esos recuerdos remueven sentimientos que uno no recordaba que existían. Vagando en twitter, alguien puso un fragmento de este poema. Inmediatamente vino a mí la imagen de mi tía Rosa recitándomelo, el nudo en la garganta y la añoranza fue inevitable. 

Pasan los días y sigue haciéndome falta. Pero mientras queden pedacitos de ella en millones de cosas que hay por ahí, no se ha ido del todo.

Este era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha de día
y un rebaño de elefantes,
un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Margarita,
tan bonita, como tú.

Una tarde, la princesa
vio una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
más lo malo es que ella iba
sin permiso de papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: ?«¿Qué te has hecho?
te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho
que encendido se te ve?».

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
?«Fui a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad».

Y el rey clama: ?«¿No te he dicho
que el azul no hay que cortar?.
¡Qué locura!, ¡Qué capricho!...
El Señor se va a enojar».

Y ella dice: ?«No hubo intento;
yo me fui no sé por qué.
Por las olas por el viento
fui a la estrella y la corté».

Y el papá dice enojado:
?«Un castigo has de tener:
vuelve al cielo y lo robado
vas ahora a devolver».

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: ?«En mis campiñas
esa rosa le ofrecí;
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí».

Viste el rey pompas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

Rubén Darío

jueves, 1 de diciembre de 2011

No veas la paja en el ojo ajeno

Este post surge de la reflexión. De la confrontada recibida en los comentarios más abajo. Sí, aunque una parte de mí quisiera culpar al otro por lo que me pasa, se que no es así. 

Desde siempre me ha costado relacionarme. No soy asocial, soy más bien superficial. Soy cordial, amigable, pero distante. Soy de las que cuando me empiezan a hacer plática en el taxi o en una fila, empiezo a preguntar para evitar que me pregunten. Ansío la cercanía pero huyo en cuanto se me acercan. 

Cuando estaba en la secundaria, le gustaba a un niño. Teníamos 13 años. Todos en la escuela sabían que yo le gustaba, hasta la directora, hasta los maestros. Y yo me sentía apanicada. Me hubiera gustado demostrarle que a mi me gustaba también, que sí quería ser su novia. Pero nunca lo hice. Cuando la directora me llamó a su oficina, yo me asusté. ¿Qué hice?. Quería comentarme que la mamá de David -así se llamaba- le había dicho que él ya no quería entrar al seminario. Más miedo. No podía ser yo responsable de semejante decisión. No sabía que hacer con tanta atención. La contradicción más grande era que yo envidiaba a las niñas que tenían novios y pretendientes y siempre me preguntaba si era yo fea o invisible. Y sin embargo, nunca pude decirle a este niño que también me gustaba. 

Y de ahí hasta ahora. Sigo siendo igual. No me extraña que elija a los que siempre se van. Así hasta los culpables son ellos.

¿Qué haría si se quedaran? Recuerdo a Carrie, siempre culpando a Mr. Big, pero cuando Aidan le pidió matrimonio, le salió urticaria y tuvo un panic atack. Eligiendo a su ruso pensando que ése era "el bueno", repitiendo patrones y quedándose aún más sola. Me da un poco de miedo esa perspectiva. 

No estoy de brazos cruzados, trabajo en ello. Aunque siempre está el riesgo de que el inconciente saque la cola... 


miércoles, 30 de noviembre de 2011

Táctica y estrategia (Benedetti)

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

domingo, 27 de noviembre de 2011

En el último trago nos vamos

Esto es lo último que escribo para ti. La despedida. No menciono tu nombre pero sabes que es para ti. Lo primero que te quiero decir es que te quise mucho. En verdad te amé. Aunque siempre tuve miedo de hacerlo y siempre tuve miedo de decírtelo. Creo que eso debió de ser una señal. No es sano sentir miedo de querer a alguien. Pero eso siempre estuvo. El temor a ser demasiado cursi, a "espantarte", a avergonzarte. 

Eso es lo segundo que quiero decirte: siempre me pareció que te avergonzaba estar conmigo. "No soy afectuoso porque no es mi imagen", "no te lo digo porque hago otras cosas". Y sin embargo lo único que yo sentía era que no querías que nadie se enterara que estabas conmigo, siempre me sentí de segunda categoría. Como si te pesara estar con alguien como yo. Y ahora reflexiono: ¿qué tenía de malo? 28 años, empezando el doctorado, dando clases, atendiendo pacientes, guapa, viviendo sola desde los 18, independiente, con metas en la vida, con cierto reconocimiento -porqué no decirlo-. Y eso parecía nada. Porque no escuchaba tu música, porque veía películas palomeras, porque no leía poesía, porque compraba en Zara y en Liverpool. 

Me caes bien, me decías. Y eso tenía que bastarme. Ahora sé que puedes ser capaz de demostrarle a alguien que lo quieres, antes lo sospechaba, ahora lo se. Es sólo que nunca quisiste hacerlo conmigo. Tus razones tendrás. Siempre hay alguien mejor que tú, me asegurabas. Quizá ese otro eras tú mismo.  

Ahora entiendo que además del amor, lo que me unió a tí fue mi patología. Esa profunda necesidad que tengo de aprobación, esa intensa búsqueda de verme reflejada en la mirada de los otros. De un otro grande, que yo admire. Porque te admiraba, creía que eras grande. Y me enganché. Me enredé en ese absurdo juego, tú llevabas la zanahoria, yo corría tras ella. Me desesperaba, me hartaba, tú también. Pero volvíamos a empezar. Y así se pasaron dos años de la vida. 

No niego que el mundo que construímos fue bonito, los chiquitos, los grillos, las lagartijitas, Pompo. Quizá sin eso la vida hubiera sido miserable. Pero eso se convirtió también en parte del problema, mientras más me acercaba a tí, más razones tenías para alejarme y no sólo alejarme, hacerme sentir una basura, una nada.

Y no lo digo con rencor. Ya lo entendí. Es tu naturaleza, así, como la fábula de la rana y el escorpión. No puedes amar a las mujeres. En el fondo las odias, les temes, ¿recuerdas que te dije alguna vez que tu mamá te había hecho mucho daño? pues a eso me refería. Sí, hay una parte tuya que las busca, que las necesita, pero necesitas a mujeres dependientes, inferiores, porqué si no, te castran. Y eso da mucho miedo. Y mucha rabia. Y al final, se quedan -nos quedamos- deshechas, secas, vacías y muy desconcertadas. No se puede comprender bien a bien lo que pasó. Si eras tan tierno, tan lindo, ¿porqué se siente tanta devastación? Por toda la rabia de la cual ni siquiera eres consciente que despides y que va aniquilando todo a su paso, así como sucede en tus historias apocalípticas. 

Gracias a tí se que tengo que seguir intentando reparar esas partes mías que duelen. Para no volver a sentirme vulnerable, para vincularme con alguien que me vea como soy y que me quiera a pesar de eso. Gracias a tí se que hay que hacer más caso a la intuición y a esa vocecita que dice que algo no anda bien, que esto es psicotizante y que hay que salirse antes de que la corriente me lleve. 

Me duele perderte. Mucho. Reitero lo que te dije tantas veces: hubiera querido ser una de tus lagartonas. Tener sólo lo bonito y no estar en estos momentos con el corazón pulverizado y el dolor lacerante cada que respiro. Así, hubiéramos sido siempre amigos, no nos hubiéramos hecho tanto daño. No te hubiéras ensañado conmigo hasta dejarme hecha añicos y yo no tendría ganas de que desaparecieras de la faz de la tierra.  

Intenté de todo. Lo intenté hasta el final. Incluso la locura de tratar de ser amigos, tal como tú querías. Sin darme cuenta que era otra forma de hacerme daño. De mostrarme perversamente lo que eras capaz de hacer. Porque creo que eso es parte de la dinámica, necesitas a alguien, a un voyeur que te observe, que te refleje lo que tanto te angustia no tener. Lo tuviste por muchos años -sabes a quien me refiero-. Y ahora me iba a tocar a mí. Y por alguna razón yo estaba paralizada. Menos mal que la rabia que siento me ha hecho moverme. 

En estos momentos no sé lo que siento por tí. Es curioso como piensas que soy una loca desquiciada que puede hacerte daño. Te diré un secreto: es tu propia proyección y tus propios temores a la retaliación, ya sabes "el ojo por ojo". Te diría otra vez que vayas a terapia, que analices lo que pasa contigo. Pero creo hay algo de placer morboso en saber que esto que viví contigo, lo volverás a repetir en tu próxima relación, tarde o temprano. Así que, al final de cuentas, no es necesario planear venganzas, tu propia compulsión a la repetición se encargará de hacerlo.

Duele mucho todavía. Pero ya no quiero llorar. Ya no quiero gritar. Quiero darte la mano como ese alguien que fue y que no volveré a ver. Ya no quiero intentar ver en tí poquita compasión, poquita empatía, poquito amor. Respeto y comprendo lo que eres y lo que eres capaz de darme. Eso es lo que hacen los amigos, ¿no?.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Pequeña reflexión de madrugada

Estos últimos años de mi vida -de los 26 a mis recién estrenados 30- han sido muy tumultuosos. La primera parte de mis 20´s creí que sabía lo que quería, y que tenía lo que quería. Y luego todo cambió. La bola de nieve se echó a rodar. Más bien, me imagino como ese hilito que le jalas al sueter y se va desbaratando. Me di cuenta que mi vida soñada no era tal y que tenía que replantearme las cosas.

Y aprendí a equivocarme. Y aprendí que no pasa nada. Que duele hasta el alma, pero uno crece y se hace fuerte.

martes, 22 de noviembre de 2011

Bad timing

Dice Woody Allen que en la comedia como en la vida, todo es cuestión de timing. Quizá tiene razón. Llegar en el momento exacto, coincidir en tiempo y espacio y no sólo eso, sentir por el otro algo parecido a lo que el otro siente por tí. Al mismo tiempo. 

Pero eso muy pocas veces pasa. Lo más común es el desencuentro. Los caminos que se separan... Y si esto es tan frecuente ¿Porqué duele tanto? ¿No deberíamos estar acostumbrados? ¿no deberíamos tener en el código genético algo que nos inmunizara, que amortiguara el dolor?

Lo único que queda es lo que pudo haber sido. Y lo que un día fue que ya no será. El "no eres tú, soy yo". Y sí, sí eres tú, que tuvo la mala suerte de aparecer cuando no era el momento adecuado, de tener la mala pata de que tu historia te ponga en esa posición. Tu maldito inconsciente que hace de las suyas otra vez. 

Y la eterna duda: ¿en verdad valdrá la pena? ¿En serio los pequeños momentos de felicidad valen todo el dolor que queda cuando todo se derrumba? ¿podré seguir después de esto? 

Otra herida de guerra. Otra cicatriz. 

 

jueves, 10 de noviembre de 2011

Del orgasmo

"...Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace."
-Eduardo Galeano

domingo, 6 de noviembre de 2011

Mas de 100 motivos

En este año de malas rachas, pérdidas insustituibles y puntos de quiebre, muchas veces me he detenido al borde del precipicio, viendo detenidamente el acantilado, imaginando cómo sería la vida sin mi. Sin embargo, siempre el Eros viene a salvarme, quizá ni siquiera sea él, quizá es mi masoquismo que me quiere viva para seguir torturandome. El punto es que sigo aquí, despertando cada mañana. Con más de 100 motivos para no cortarse de un tajo las venas, como dice Sabina. 

Está Pompo, los muffins de chocolate, las salidas al cine con mi hermana, Los Soprano, el clight de limón con agua mineral, mis zapatos y los que algún día serán míos, mis alumnos, mis ex-alumnos, mis pacientes, mis ex-pacientes, mi mamá, mis amigas, Sex and the city, las películas repetidas en la tele, los makis, mis hipopótamos (todos), Piquito, los recuerdos que me quedan, las experiencias vividas, los lugares que me falta por conocer, los que ya conozco, mi nombre, los grillos, Dr. House, Sabina, José Alfredo y Chavela, mis ex y mis futuros ex, la casa con la que sueño, las vacaciones doradas, el frio en noviembre, la pijama en Navidad, Freud y Klein y todos los demás, Amélie, el café calientito, las levantadas temprano, las madrugadas amanecidas, las lagartijitas, el recuerdo de como me rascaba la espalda siendo bebé, el doctorado...


jueves, 27 de octubre de 2011

Estoy llorando

Estoy llorando

Estoy llorando sentada aquí en esta piedra.
El llorar aquí vale la pena, se llora bien:
mis ojos ya están hinchados.
Todos lloramos por algo; unos poco, otros mucho,
hoy, lloro sin dejar de mirar a través de mis lágrimas.
A veces no quieres llorar, pero te hacen llorar,
el llanto nos persigue y morimos con él.
No hay día especial para llorar.
Por eso, hoy lloro, mientras puedo,
mientras sé llorar,
mientras mis ojos no se han secado.
El llanto no se vende,
el llanto es sagrado para aquel que lo llora,
y una lágrima bien llorada merece respeto por aquel que no la llora.


poesía huichola

sábado, 22 de octubre de 2011

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos

Resulta interesante pensar que existiera de verdad la posibilidad de borrar de la mente los recuerdos dolorosos. Corrijo: los recuerdos que, de tan bellos, duelen porque ya no son más.

Y si hacemos cuentas, llevo casi 15 años en esta montaña rusa que son las relaciones interpersonales amorosas, así que, pensándolo bien, tendrían que hacerme una lobotomía. Olvidar canciones, películas, series, lugares, momentos, olores, comidas, frases...

¿Seguiría siendo yo? Quizá no. Quizá solo sería un saco de huesos. Un zombie. 

¿Y si fuera al contrario? ¿Si ellos pidieran que les fuera borrada de su memoria? A lo mejor nada cambiaría. Eso da miedo. Ser tan intrascendente que sólo baste un soplido para eliminar mi rastro. Mis grandes manías, mis dramas, mis detalles, mis neurosis amontonadas. 

Dicen que no debes hacer a los otros lo que no quieres que te hagan a tí. No quiero ser olvidable.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Ahora de Sabina

Ambiguas horas que mezclan al borracho y al madrugador. 

No es que no quiera. Es que no quiero querer... 

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió.  

Mas vale que no tengas que elegir, entre el olvido y la memoria.
Mira que las musas no aceptan excusas.  

Que las verdades no tengan complejos
Que las mentiras parezcan mentiras
Que no te den la razón las espejos
Que gane el quiero la guerra del puedo
Que te aproveche mirar lo que miras
Que no se ocupe de ti el desamparo
Que cada cena sea tu última cena
Que ser valiente no salga tan caro
Que ser cobarde no valga la pena
Que no te compren por menos de nada
Que no te vendan amor sin espinas
Que no te duerman con cuentos de hadas
Que no te cierren el bar de la esquina

sábado, 1 de octubre de 2011

De Jodorowsky

Por no poder atraparlas con su trampa para ratones, comenzó a odiar a las águilas.

Cuando renunció a cazarla, el ave se le posó en la mano.

Por tener piedad del gusano que la dió a luz, la mariposa nunca más voló.

Un ciego, con su bastón blanco, en medio del desierto. llora sin poder encontrar su camino porque no hay obstáculo.

Un psicoanalista ciego se coloca en cada cuenca un espejo. Sus pacientes le dicen: "¡Gracias doctor, por fin usted nos ve!".

Los errores son tus maestros. Sin repetirlos, respétalos profundamente.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Triste mirada

El martes llegué de trabajar. Mi bienamado me recibió junto con Pompo, pero había una noticia: en la tienda de la esquina había una perrita desvalida. Fuimos por ella. La pobre estaba en los huesos, le costaba trabajo respirar, su mirada era la más triste que he visto en la vida. La llevamos a casa, la bañamos, le dimos de comer. Todas las esperanzas estaban puestas en que sobreviviera. Pero no lo hizo. Al día siguiente, al llevarla al veterinario, colapsó. Sufría mucho, tanto que me mordió el brazo, sus quejidos me partían el corazón. Se estaba yendo. Y aún lloro cuando lo recuerdo. Sigo sin entender porqué la vida es injusta. Era una cachorrita, no debió tener más de 4 o 5 meses. Y se murió. Y toda su vida sufrió. No es justo.

Calceta me recordó todo el dolor que he vivido en los últimos meses por las pérdidas injustas -no creo que haya alguna pérdida justa, por definición- y lo importante que es hacer que la vida, que los días cuenten. No sabes cuando será tu última noche.

jueves, 8 de septiembre de 2011

"Todo el mundo es un genio. Sin embargo, si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, pasará toda su vida pensando que es un estúpido."
-Esta frase se le atribuye a Albert Einstein

jueves, 18 de agosto de 2011

Penélope

¿No somos todos Penélope? ¿No estamos esperando algo construido en el pasado, en la ilusión, en la ceguera de la fantasía? ¿No nos desilusionamos cuando las cosas no se parecen en nada a lo que soñamos cuando niñas? ¿Y no rechazamos lo que tenemos frente a nuestras narices sólo porque no es como nos dijeron  -los cuentos de hadas, las chick flicks, tu mamá- que sería?

Quizá la respuesta sea aquélla que contestó Enid, la redactora de Carrie: "el secreto de tenerlo todo es dejar de esperar que luzca como tú creíste que se vería".

Sin embargo, suena demasiado triste... 

 

domingo, 14 de agosto de 2011

Otra despedida

Nunca quise una hermana. He escuchado de niños que piden a sus mamás un hermanito. Yo nunca fui una de esas. Sin embargo, un día llegó. Fue duro perder el reinado que con tanto esfuerzo construí. Nunca me gustó jugar con ella, ni prestarle mis juguetes, mis cosas. 

Pero ahora que se va de la ciudad siento que me hará tanta falta. Hasta que crecimos nos hicimos hermanas. Me apoya y yo lo hago con ella. Ha sido mi confidente, mi alcahueta, mi hombro sobre el cual llorar, mi compañera de fiesta. No sé que haré sin ella. Y no se va muy lejos, a una hora de distancia (quizá menos de lo que muchos hacen para llegar a su trabajo diariamente). Sin embargo, ya no estará a una llamada de distancia, a un grito de ayuda, a un llamado a distraernos y a decir tonterías. 

Este año sigue siendo difícil. Quizá nada que no se pueda superar, pero debo decir que nunca me había topado con tantas despedidas.

domingo, 31 de julio de 2011

Cineterapia 1: BLUE VALENTINE (2010)

Hace unas semanas vi esta película que aún me sigue haciendo pensar. Es la historia de una pareja que no tiene final feliz.Aunque sabemos cuál es el final, durante toda la película existe el deseo de que en el último minuto la relación se salve, y el "vivieron felices para siempre" surja en la pantalla.

Desde que iniciaron su relación, no había un buen augurio. Él, optimista aunque sin muchas aspiraciones ni un plan en la vida; ella, queriendo salir de la vida que vive pero cometiendo acting-outs a cada segundo... Se conocen por casualidad, como casi todo lo que nos pasa. Cindy vive con su padre agresivo y una madre que solo calla y aguanta; desea estudiar medicina e irse muy lejos. Conoce a Dean un día que visita a su abuela y éste se empeña en que ella es el amor de su vida.Se casan, tienen una hija. Pero un día todo acaba.

Dean intenta por todos los medios de sostener la relación, de amar por los dos. Pero no es suficiente. Cindy está harta. Pero harta de sí misma, de su vida, de sus elecciones: de no haber estudiado la universidad, de no ser médico, de no usar un condón aquella vez... pareciera que el terminar esa relación es SU solución. Pareciera que Cindy culpa a Dean, odia en lo que se ha convertido: una enfermera-ama-de-casa-mamá-de-una-niña-de-5-años. Coquetea con su ex-novio en el super, pero todo se ve tan lejano.

Y ahí está Dean, aferrado a ella. Queriendo salvar lo insalvable, pensando que una noche romántica en un hotel exótico les dará la energía suficiente para seguir luchando por sostener un matrimonio que se desmorona a pedazos. Y se desmorona porque nunca estuvo bien construído. Sus cimientos eran tan débiles como la estructura de los dos protagonistas. Cindy rechaza a Dean, lo aborrece, lo odia y él aguanta, aguanta las humillaciones y los desplantes con la esperanza de ser amado, de que ella vea lo que él la quiere, sin pensar en que eso no es suficiente.

Finalmente, con los fuegos artificiales de fondo, que más bien parecen los ruidos de la destrucción, Dean se aleja, sin saber siquiera porqué está terminando todo. Quizá nunca fueron el uno para el otro.


martes, 26 de julio de 2011

La inspiración es intermitente. Mucho tiempo. Pocas ideas. Tanto que hacer. Mejor nada. Es complicado hilar las palabras cuando lo que se quiere es acelerar el reloj. Que el tiempo pase. Pero sin sentirlo. Sin que duela. Respirar pesa. Cómo será no sentir, no saber?

domingo, 24 de julio de 2011

Cineterapia

Hoy inauguramos (lo dije bien???) una nueva sección. Inspirada en el libro "Cineterapia" del Dr. Rafael Salín-Pascual y sabiendo de la unión entre la psicología y el cine, comentaré de vez en cuando alguna película. Más que una crítica, que eso le sale muy bien a otros en otros blogs, es hacer una opinión muy personal acerca de la movie en cuestión más algunas reflexiones desde mi marco de referencia. Dicho esto, que comience la función.

sábado, 9 de julio de 2011

La importancia de llamarse...

Me llamo Rosa Mariana. Rosa por la hermana mayor de mi mamá, Mariana gracias a mi abuelo materno, quien, dicho sea de paso, también fue el mayor de sus hermanos. Y sí, yo también soy la mayor, de las dos familias. Mi mamá pensó quizá que poniéndome estos nomnbres aseguraba mi destino: la responsable de los menores, de los desvalidos, la que siempre piensa y comprende y el ejemplo para todos los que me siguen. Y de alguna manera así lo hice. Cumplí o intenté cumplir con el mandato transgeneracional.

Y en un lapso de dos meses los dos se fueron. Y no se ni como me siento. Mis columnas, mis soportes, mis guías. Ya no están. Y duele. Y asusta.

Mi abuelo desde muy pequeño tuvo que ayudar a sus padres a sostener a sus 9 hermanos. Siempre fue prudente, a veces demasiado; suspicaz, reflexivo. Nunca ambicionó nada, mas que tener la seguridad y la estabilidad necesaria para no pasar las penurias de la infancia.

Mi tía siempre fue la que cargó a su familia sobre los hombros, como una Atlas, lo cual le costó la vida. Siempre preocupada por los demás, nunca tuvo tiempo para preocuparse por ella. Aún cuando ya se ha ido sigue resolviéndo problemas.

Los dos fueron personas admirables: fuertes, incansables. Pero no estoy segura que quiera ser como ellos. No quiero cargar en mis hombros responsabilidades que no me corresponden, no quiero desconfiar de todo el mundo, no quiero renunciar a mí por tener que cuidar a otros. Mi nombre debe ser resignificado.

domingo, 3 de julio de 2011

Acudo a Osho de nuevo

Parece que en los momentos de temporal, la tendencia innata es buscar algo a lo cual sostenerse, agarrarse. el tarot de Osho es algo así. He preguntado acerca de la relación de pareja, Esto es lo que dice:

Lo que yo aporto a la relación: VALOR
La semilla no puede saber qué va a suceder, la semilla nunca ha conocido la flor. Y la semilla no puede siquiera creer que tiene el potencial de convertirse en una hermosa flor. El camino es largo, y siempre es más seguro no recorrer ese camino porque el trayecto es desconocido, nada está garantizado.  Nada puede ser garantizado. Mil y uno son los riesgos del camino, son muchos los escollos – y la semilla está segura, escondida dentro de una dura coraza. Pero la semilla lo intenta, hace un esfuerzo, tira la dura concha que es su propia seguridad y comienza a moverse. Inmediatamente la lucha comienza: la lucha con la tierra, con las piedras, con las rocas. Y la semilla era muy dura y el brote será muy, muy suave y los peligros serán muchos.  No había peligro para la semilla, la semilla podía haber sobrevivido por milenios, pero para el brote los peligros son muchos. Pero el retoño emprende hacia lo desconocido, hacia el sol, hacia la fuente de luz, sin saber dónde, sin saber por qué. Enorme es la cruz que ha de cargarse, pero la semilla posee un sueño y la semilla se mueve. El mismo camino es para el hombre. Es arduo. Mucho valor se necesitará.

Comentario: Esta carta muestra una pequeña flor silvestre que se ha encontrado con el reto de rocas y piedras en su camino para emerger hacia la luz del día. Rodeada de un aura de brillante luz dorada, expone la majestuosidad de su pequeño ser. Desvergonzada, es igual al sol más brillante. Cuando nos enfrentamos a una situación muy difícil, tenemos que elegir: Podemos ya sea tener resentimientos y tratar de encontrar algo o a alguien a quien culpar de las dificultades, o podemos encarar el reto y crecer. La flor nos muestra el camino, cómo su pasión por la vida la guía fuera de la oscuridad y hacia la luz. No tiene caso pelear en contra de los retos de la vida, o tratar de evitarlos o negarlos. Ellos están ahí, y si la semilla va a convertirse en flor, tenemos que atravesarlos. Ten el suficiente valor para convertirse en la flor que ha de ser.


Lo que él aporta a la relación:
SUPRESION
Este es el retrato de alguien cuya vida, cuya energía vital se ha desperdiciado en sus esfuerzos por mantener alimentada la máquina enorme y ridícula de auto importancia y productividad. Ha estado tan ocupado en mantenerlo "todo en marcha" y "buscando que todo marche adecuadamente", que se ha olvidado de descansar realmente. Sin duda, él no puede permitirse ser juguetón. Abandonar su deber por un paseo a la playa puede significar que toda la estructura se venga abajo. El mensaje de esta carta se refiere al hecho no sólo de ser un adicto al trabajo. Tiene que ver con la forma en que establecemos rutinas seguras pero naturales para nosotros mismos y haciendo esto, mantenemos lo caótico y espontáneo alejado de nuestras puertas. La vida no es un negocio para ser dirigido, es un misterio para ser vivido. Ha llegado el momento de romper la tarjeta con los horarios, abandonar la fábrica y hacer un pequeño viaje hacia lo desconocido. Tu trabajo puede fluir más apropiadamente si lo haces desde un estado relajado de la mente.


Comentario:
La figura de esta carta está literalmente "anudada". Su luz aún brilla interiormente, pero ha reprimido su propia vitalidad, tratando de responder a las muchas demandas y expectativas. Ha entregado todo su propio poder y visión a cambio de ser aceptado por las mismas fuerzas que lo han aprisionado. El peligro de reprimir las energías naturales de uno mismo de esta forma, se ve en las grietas de la erupción volcánica que está a punto de producirse alrededor de la imagen. El mensaje real de esta carta consiste en encontrar una salida curativa para esta explosión potencial. Es esencial encontrar una forma de liberar las tensiones y el stress que hayan podido acumularse dentro de ti ahora mismo. Golpea una almohada, salta, sal al descampado y grita a cielo abierto. Haz cualquier cosa para sacudir tu energía y permítele circular libremente. No esperes a que se produzca la catástrofe.


Las energías juntas:
LA ILUSION
Ésta es la única distinción entre el sueño y la realidad: la realidad te permite dudar, y el sueño no te permite dudar... La capacidad para dudar es una de las más grandes bendiciones de la humanidad. Las religiones se han enemistado porque han estado cortando las raíces mismas de la duda, y hay una razón porqué lo han estado haciendo: porque quieren que la gente crean en ciertas ilusiones que ellos han estado predicando... ¿Porqué, gente como Gautama el Buda ha insistido tanto en que toda la existencia -excepto tu ser observador, excepto tu conciencia- simplemente es efímera, hecha del mismo material del que están hechos los sueños? Ellos no están diciendo que estos árboles no están aquí. Ellos no están diciendo que estos pilares no están allí. No lo mal interpretes debido al uso de la palabra "ilusión"... Ha sido traducido como ilusión, pero ilusión no es la palabra correcta, la ilusión no existe. Existe la realidad. Maya está precisamente en el medio: casi existe. En lo que respecta a las actividades cotidianas, se puede tomar como una realidad. Sólo en el sentimiento último, en la cumbre de tu iluminación se vuelve irreal, ilusoria.

Comentario: La mariposa de esta carta representa lo externo, aquello que se está moviendo constantemente, aquello que no es real sino una ilusión. Detrás de la mariposa está el rostro de la conciencia mirando hacia adentro, hacia aquello que es eterno. El espacio entre los dos ojos se ha abierto, revelando el loto del desarrollo espiritual y la salida del sol naciente de la conciencia. A través de la salida del sol interior, nace la meditación.  La carta nos recuerda que no miremos hacia afuera en busca de lo real, sino que miremos hacia adentro. Cuando nos enfocamos en lo externo, a menudo nos quedamos atrapados en los juicios pueden mantenernos atrapados en las ilusiones, en nuestro adormecimiento, en nuestros viejos hábitos y normas. Abandona la mente que opina y ve hacia adentro. Allí tu puedes relajarte en tu verdad propia más profunda, donde la diferencia entre sueños y realidad ya se conoce.


La visión que revela:
PEREZA
El sentirse perezoso, es un sabor negativo: sientes simplemente que no tienes energía, simplemente te sientes apagado, te sientes adormecido simplemente, te sientes muerto. Cuando estás en un estado de no hacer, entonces estás lleno de energía: es un sabor muy positivo. Eres pura energía, desbordando, estás radiante, burbujeante, vibrando. No estás dormido; estás perfectamente alerta. No estás muerto, estás tremendamente vivo... Existe la posibilidad de que la mente te pueda engañar: puede racionalizar la pereza como un "no hacer". Puede decir: "Me he convertido en un Maestro Zen" o "creo en el Tao". Pero tú no puedes engañar a nadie. Te engañarás a ti mismo. Así que permanece alerta.

Comentario: Este caballero piensa ciertamente que lo ha conseguido. Se sienta en su silla súper cómoda, con sus gafas de sol, la sombrilla le hace sombra, con sus zapatillas rosas y su piña colada en la mano. No tiene energía para levantarse y hacer algo porque piensa que ya lo ha hecho todo. Aún no se ha girado para ver el espejo resquebrajándose a su alrededor, a su derecha, un signo seguro de que el lugar al que él piensa que ha llegado finalmente, está a punto de romperse en pedazos y disolverse ante sus ojos. El mensaje que trae esta carta es que este lugar de vacaciones no es tu destino final. El viaje aún no ha terminado, tal como trata de mostrarlo el pájaro blanco que vuela en la inmensidad del cielo. Tu complacencia puede que haya surgido debido a un sentido real de logro, pero ahora es el momento de moverse. No importa lo cómodas que sean las zapatillas, lo sabrosa que sea la piña colada, hay cielos sobre cielos esperando aún ser explorados.

jueves, 30 de junio de 2011

Un método peligroso



A finales de año se estrenará esta película. La historia de Freud, su discípulo más querido -hasta antes de la pelea- Jung y el romance que éste tuvo con una paciente, Sabina. Obviamente todo "holliwoodizado" pero aún así vale la pena verlo. La espero con ansias!!!

martes, 28 de junio de 2011

Del duelo

“Aunque sabemos que luego de tal pérdida el estado de duelo se mitiga, también sabemos que seguiremos inconsolables y jamás encontraremos un sustituto. No importa qué pueda llenar el vacío, aun cuando se llene por completo, siempre es algo distinto. Y en realidad, así debe de ser. Es la única manera de perpetuar ese amor al que no queremos renunciar”.

Sigmund Freud

viernes, 24 de junio de 2011

Yo soy yo...

Yo soy Yo
Tú eres Tú
Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas
Tú no estás en este mundo para cumplir las mías
Tú eres Tú
Yo soy Yo
Si en algún momento o en algún punto nos encontramos
Será maravilloso
Si no, no puede remediarse
Falto de amor a Mí mismo
Cuando en el intento de complacerte me traiciono
Falto de amor a Ti
Cuando intento que seas como yo quiero
En vez de aceptarte como realmente eres
Tú eres Tú y Yo soy Yo.


Fritz Perls

jueves, 2 de junio de 2011

Varias de Pizarnik

La soledad es no poder decirla.

La realidad nos ha olvidado y lo malo es que uno no se muere de eso.

Lo malo de la vida es que no es lo que creemos pero tampoco lo contrario.

En verdad, decir yo es un acto de fe.

martes, 24 de mayo de 2011

Gajes del oficio

Hoy experimenté mi primera "pelea" facebookera desatada por un comentario acerca de la lactancia. Todo porque se me ocurrió decir que no era recomendable que el niño siguiera tomando pecho o biberón después de los 2 años. Desató tal furia que me hizo reflexionar. 

Primero pensé en aquél cartón de Mafalda donde se queja de la gente que piensa que está bien que haya muchos pobres y dice que son unos estúpidos, Susanita muy enojada la golpea mientras le dice: "a mí no me insulta ni vos ni nadie!!"... creo que si reaccionaron de tal forma porque algún callo fue pisado - y hay que ver cómo duele cuando nos lo pisan, aún sin querer-.

Algunos argumentos fueron: "Jesús tomó pecho hasta los 3" (yo no recuerdo que en la bibia diga algo así, y aunque dijera... que no fue también crucificado a los 33??), "los niños de sabe que país piden pecho hasta los 7" (igual yo también quisiera estar en posición fetal, chupándome el dedo y que mis necesidades fueran completamente satisfechas), "de dónde sacas tú esa información??? cita el link o la fuente" (digamos, Freud... les suena??) y así. Todas ellas racionalizaciones. Mecanismos de defensa creados por el yo inconsciente para defenderse de la ansiedad. 

Mi pretensión no era educarlos. Ni corregirlos. Ni analizarlos (gratis no). Lo preocupante es la concepción que se tiene de "la buena crianza" si se me permite el término. Las ideas y los patrones transmitidos de generación en generación que siguen formando personas dependientes, inseguras, y, cuando la cosa se pone fea, con una estructura muy débil para afrontar las exigencias de la vida adulta, que siguen queriendo la teta, pues, así tengan 40 años.

domingo, 15 de mayo de 2011

Mantén la calma








En otro blog encontré estas imágenes (mil disculpas, pero no puedo recordar cuál es) y queda como anillo al dedo. Es tiempo de mantener la calma. Todo saldrá bien :)

domingo, 8 de mayo de 2011

Cosas que me enseñaron en la infancia y resultaron falsas

Hay un capítulo de Friends donde Joey se entera que su papá es infiel. Le recrimina y lo convence de dejar a su amante. Después llega su mamá a regañarlo. ¿En qué estabas pensando cuando le dijiste a tu padre tal cosa? le dice. Desde que tenía a su amante estaba de buen humor, a veces me traía flores, nos llevábamos mejor...

¿Será? ¿Es la infidelidad un mal necesario? ¿Es algo tolerable hasta el punto de hacer que una relación viva gracias a eso - y no pese a-? Yo entiendo que a veces pase. Siempre es halagador que alguien piense que eres atractiv@, inteligente, etc. Y es muy fácil, también. Siempre hay alguien dispuesto.

Quizá quien no ha sido infiel es porque no se le ha presentado la oportunidad. O nadie se ha enterado de su infidelidad. 
El asunto es que es un tema mucho más complicado que la eterna dicotomía blanco-negro, malditoinfeliz-príncipeazul, y es algo en lo que todos podemos vernos envueltos, en cualquiera de las esquinas del triángulo. Quizá ya lo estamos... 

 

miércoles, 4 de mayo de 2011

Sequía mental

Llevo días intentando hacer una entrada nueva. Y nada. No me concentro. No creo tener nada interesante que decir. Quizá sea normal. Sigo durmiendo esperando despertar y que sólo haya sido un mal sueño. Pero no. No lo es.

Mientras tanto la vida sigue. La vida sigue para los vivos. Es una obviedad pero tenía que decirla. Uno se ríe, le da calor, cuesta trabajo levantarse en las mañanas, se antoja un elote con chile y limón. Todas esas pequeñas cosas que hacemos en automático, que damos por hecho, pero lo cierto es que no hay nada por sentado. Un día todo acabará y ya no habrá nada. Ni frío, ni calor, ni dolor de dientes, ni celulitis en las piernas. No habrá nada.

Alguna vez leí por ahí que la felicidad es tiempo pasado. Sólo podemos darnos cuenta que fuimos felices mucho después de serlo. Espero estar atenta para vivir al máximo mi próximo momento feliz. Es lo único que importa al final.

viernes, 22 de abril de 2011

“Su muerte nos separa. Mi muerte no nos unirá. Así es: ya fue hermoso que nuestras vidas hayan podido coincidir durante tanto tiempo”... 
Simone de Beauvior

jueves, 21 de abril de 2011

Duele

Creí que iba a ser peor. Creí que cuando esto pasara me haría pedacitos. Y no. No fue así. Todo pasó muy rápido. Se fue deteriorando, sí, pero nunca creímos que la muerte llegaría tan rápido. Quizá la negación que acompaña impidió asumir la realidad, lo mal que estaba, lo cansada que estaba de luchar. Porque fue una lucha feroz. Surgen muchos "hubieras": si hubiera tomado la quimioterapia antes, si hubiera tenido mejor actitud, si hubiéramos hecho algo más por ella... no lo sé, todos llegaremos al mismo final pero es tan difícil aceptarlo cuando es alguien tan importante. 

Yo imaginaba que ella moriría de viejita, que me acompañaría por más tiempo... no fue así, pero los años que me dio me dieron las fuerzas para tolerar su ausencia.

Se que no se va del todo, lo que me dejó, lo que me dio, se queda conmigo. También se que una parte de mí se fue con ella. La niñita Mariana, a la que le rascaba la espalda, a la que cuidaba y procuraba, a la que le daba dinero, a la que le llamaba de vez en cuando para saber como estaba... esa se fue con ella. Ya no está. 
Y debo aprender a vivir con eso.

miércoles, 13 de abril de 2011

De mi

Esto lo he visto en varios blogs y me dan sentimientos encontrados. Creo que es un poco exhibicionista hablar de estos detalles de uno así, tan a la vista, pero ¿qué no un blog es, por definición, exhibicionista? Por otro lado también siento que no soy tan interesante como para poner 100 cosas sobre mí y que alguien lo vaya a leer.

Pese a eso, hoy, sabadito de descanso, me dieron ganas de hacer la dichosa lista, a ver si la lleno:

1. Aprendí a leer a los 4 años, gracias a mi abuela.
2. Disfruto mucho cocinar, pero no lavar los trastes.
3. No como queso. Es una especie de aversión neurótica extraña, la cual no me interesa eliminar.
4. He estado en terapia 3 veces en mi vida. Y no creo que sean las únicas.
5. Me gusta mucho pintarme las uñas. Colecciono esmaltes.
6. Después de que a los 10 años me corté el cabello arriba de los hombros, nunca más lo he vuelto a tener largo. No me crece.
7. Odio acampar. Necesito tener la seguridad de un baño disponible y cerca.
8. Cuando era niña mi papá me compraba puros juguetes de niño: carritos, transformers, trenes de control...
9. A mis casi 30, me acaban de poner brackets :S
10. Me angustia mucho subirme a un avion. Ya estando arriba me tranquilizo, pero la espera y la subida es agobiante.
11. Soy pésima para los deportes. No, lo que le sigue de eso.
12. Mi adicción por los zapatos raya en el fetichismo. Es en lo que más gasto.
13. Si no fuera psicóloga, tendría un negocio de comida preparada por mí: fondita, restaurante, servicio de banquetes, lo que sea.
14. Colecciono hipopótamos.
15. No me gusta pisar el suelo con los pies descalzos.
16. Por lo anterior, no me gusta dormir sin calcetines, así haga mucho calor.
17. Soy mega-fan de Mafalda, fueron de mis primeras lecturas, aunque entendía muy poco.
18. Siempre quise estar en clases de danza, pero mi mamá nunca me llevó.
19. Soy malísima para levantarme temprano. Prefiero dormir hasta las 5 terminando un trabajo que levantarme a las 5a seguirlo haciendo.
20. Soy un grinch de los cumpleaños. Prefiero que pasen desapercibidos.
21. Soy adicta a los smothies: de fresa, zarzamora, mango, plátano. Puedo hacerlos de lo que sea.
22. No me gusta jugar cuando sé que voy a perder.
23. No puedo tomar otro refresco que no sea light. Aunque esté comiendo la garnacha más grasosa, tiene que ser un refresco de dieta.
24. Gasto cantidades enormes de dinero en las farmacias: desde curitas, jarabe para la tos, etc.
25. Después de lavarme las manos TENGO que ponerme crema, es casi un ritual.
26. Junto a mi cama, para dormir, además del despertador, tengo que tener un vaso o botella de agua.
27. Ordeno mi ropa por colores en el closet.
28. Soy tan llorona con las películas que me da un poquito de verguenza admitirlo.
29. Siempre que escucho música, me pongo a bailar. Parezco latita de coca-cola de las ferias, de esas que se mueven.
30. En casa de mis abuelos siempre hay alguien y por lo mismo nadie tiene llaves de esa casa.
31. Tengo fases medio bipolares de limpieza extrema- mugre extrema en mi casa.
32. Dejé el biberón hasta los 5 años (upss)
33. Me llamo Mariana como mi abuelo materno, quien a su vez se llama así por su abuelo paterno.
34. Cuando era niña, si mi vecinito no quería jugar a lo que yo proponía, lo sacaba arrastrando de mi casa porque no se quería salir.
35. No puedo ser amiga de mis ex... sólo de los que no llegaron a ser ex...
36. Tengo un perro al que adoro: Pompo.
37. Estoy negada para la tecnología. Cuando compro un celular sólo pido que pueda hablar y mandar mensajes.
38. Soy fan de Woody Allen. Sus historias neuróticas me llegan.
39. Para estacionarme soy pésima. Sí, soy todo un cliché.
40. Creo que mi adicción al café raya en lo enfermo. Si no lo tomo por las mañanas, mi día no es el mismo.
41. Cuando era adolescente tuve una fase de interés por la lectura de cartas y del café y fue muy divertido.
42. Mido 1.54
43. No usé un pantalón hasta como los 11 años. Me chocaban y sólo quería andar con vestidos.
45. Hasta la primaria, no podía pronunciar la letra "R".
46.Si no uso aretes me siento como desnuda.
47. Mi bebida favorita: Clight de limón con agua mineral.
48. Mi peor insulto: "Eres un muertodehambre"
49. Soy fan de Sex and the city. No se cuantas veces he visto los mismos capítulos una y otra vez. Mi favorito es "Yo soy mi computadora".
50. Si en la tele hay dos opciones de películas, una que ya vi y otra que no, lo más seguro es que elija la que ya vi.
51. Algún día iré a NY en año nuevo, a recibirlo en Times square.
52. Tengo muy buena memoria, puedo acordarme de las cosas más insignificantes, de rostros que sólo vi una vez...
53. No se nadar.
54. Me gusta mucho ver blogs de moda.
55. Nunca he tenido algún alumno que se enamore de mi :(
56. Tengo un dislate de 10 minutos. Llego tarde a todos lados.
57. Odio a las personas que dicen que no tienen tiempo para comer. ¿Cómo no van a tener 15 minutos? Es francamente ilógico.
58. Lo más sexi de un hombre: sus lunares.
59. Soy pésima para delegar responsabilidades. Todo lo quiero hacer yo, para que quede como yo quiero.
60. De niña me encantaba ver películas de Tin-Tan.
61. Pocos lo saben, pero soy media guarra y me divierten mucho personas así.
62. Si no como carbohidratos me pongo de muy mal humor.
63. Nunca he visto "El chavo del 8" porque en mi casa decían que era un programa para niños tontos.
64. Me aterra ver sangre. Puedo llegar a desmayarme si veo mucha. Incluso cuando me sacan sangre para análisis.
65. Me aprendo todas las canciones que escucho. Y las canto cuando las vuelvo a escuchar. Soy una rocola andante.
66. No me gusta el fut-bol. Me aburre y no le entiendo.
67.  Me choca que me saquen plática cuando voy en un taxi o estoy en una fila. Si alguien lo hace, prefiero preguntarle de su vida para que no me pregunten de la mía.
68. Soy la encargada de la cena de navidad cada año. Cocino como para 30 o 40 personas.
69. En la primaria estuve en la escolta, era la capitana. Me encanta dar órdenes.
70. Me apanica ir al dentista.
71. El 25 de diciembre tengo como regla estar todo el día en pijama.
72. Mi cuento favorito: La cenicienta.
73. En gustos musicales soy totalmente retro: me gustan los trios, Elvis, Frank Sinatra, lo oldie siempre es mejor.
74. Disfruto muchísimo ir al mercado. Los olores, los colores de las frutas, los puestos, las personas... es todas una experiencia, será que me recuerda cuando mi abuela me llevaba de pequeña.
75. Soy toda una nerd. Prefiero estudiar a cualquier otra cosa.
76. Lo que me pone de mal humor: los ruidos muy fuertes y el calor.
77. Bebida alcoholica favorita: vodka tonic.
78. Gasto cantidades obscenas de dinero en revistas... de todo tipo.
79. Odio cenar ceral con leche. Esa no es comida real.
80. Creo que las canciones de José José son perfectas para el karaoke.
81. La piel de las vívoras me da asco. No miedo, asco.
82. Cuando estoy angustiada sueño algún problema con mis zapatos: se me salen, no traigo, se rompen, no puedo correr con ellos, etc...
83. Mi tipo de galán: guerito, con cara de niño bueno, no muy alto, delgado... TODOS han sido así... salvo su excepción que confirma la regla.
84. Guilty pleasure: leer novelillas del super, como Jazmín, Bianca, etc.
85. Tomo mucha agua. Siempre, haga calor o frío.
86. Mi sueño más frívolo: comprarme unos Manolos.
87. Para perder el tiempo me gusta ir al Sanborns a leer revistas y no comprar ninguna.
88. Mi familia es muy lonjeva: mi abuelo tiene 93, mi bisabuelo vivió hasta los 97.
89. Hasta hace menos de un año, no conocía a la familia de mi papá.
90. En la primera vez que di clases, me dieron el reconocimiento a la mejor maestra.
91. Hasta hace poco muchos de mis alumnos eran mayores en edad que yo.
92. Nadie me "chiquea" el nombre. A excepción de mis suegras... ¿qué significará?
93. Después de varios años, por fin me decidí a tener un pez en el consultorio, ya que las plantas no se morían.
94. Si se me antojan los chocolates, es señal de que estoy triste.
95. Conocí el mar a los 5 años. Acapulco.Mi tía me tejió un bikini que el agua agrandó a la primera bañada.
96. Estudié en colegio de monjas.
97. Me crece el cabello más rápido de un lado que del otro. En serio.
98.  Me gusta salir de la ciudad a "pueblear" y pararme a comprar las comidas típicas.
99. No me gusta escuchar la música muy fuerte. Me pone de malas.
100. Soy mala para mentir, pero no para ocultar cosas.

martes, 12 de abril de 2011

Poco a poquito

Con este calor carroñero no dan ganas de hacer nada, como no sea estar en una hamaca bajo una palmera y con un coco en la mano. Siendo la última semana antes de salir de vacaciones Voy bien con la dieta. Sí había subido bastante y como me la pasaba en pants con la depre, no sentí en realidad cuanto me había pasado. Ahora voy de nuevo para abajo, espero no tardar tanto. Bajé un centímetro de cintura y de cadera ya voy recuperando las medidas con las que inicié a bajar, pero da mucha flojera hacer ejercicio con este calor. Siempre hay un motivo para quejarse, por lo que veo...

sábado, 2 de abril de 2011

Fin de semana

Escribo. Borro. Vuelvo a escribir. Hay poco. Casi nada qué contar. Y no tendría que ser así. El hecho de vivir, de vivir para contarla debería merecer la pena. Pero no me sale. Veo Dr. House decirle a Cuddy que estar con ella le hace ser un mal médico, y que por su culpa muere gente. No había escuchado una racionalización más grande para las incapacidades en las relaciones objetales.

Y me hace pensar. Pienso en cuáles han sido mis excusas. "No eres tú, soy yo". "Eres un maldito, sí, tú, no yo". Y todas las intermedias.

Quizá sólo pretextos. Medidas de supervivencia. Rutas de escape. Panic button. ¿Cómo saber si realmente soy yo? Y si a kilómetros, al susodicho, un analista -real o imaginario- también le está diciendo que fue por SU patología que las cosas se acabaron? 

Esta es una profesión donde el cliente nunca tiene la razón. "Cara, yo gano. Cruz, tu pierdes", decía Freud. Pero, en serio, ¿cómo saberlo? ¿Cómo saber que no son mis proyecciones, mis defensas jugando sucio una vez más? 

Y así, sin querer, sigo escribiendo, preguntando, viendo hacia adentro. Aunque no se trate de mí, sino de House. 

viernes, 1 de abril de 2011

“Soy tan egoísta que no puedo hacerle la vida imposible a nadie excepto a mí”.
Luciano Camorra

jueves, 31 de marzo de 2011

reflexiones corporales

Esto de la dieta es complicado. Se me antojan cosas que antes no se me antojaban tanto. El pan, los helados, el chocolate... además como recién me pusieron los brackets, es un infierno esto de la comida: no puedo masticar, me duele, ando de malas. Sigue siendo una época difícil.

Me enojo conmigo, soy dura. El problema es que esa dureza no me lleva  a nada. Me regaño porque no me levanto temprano pero por las mañanas apago el despertador. No me gusta como me veo pero es un esfuerzo muy grande hacer algo al respecto. Soy contradictoria. Más bien incongruente. Y no me gusta esa parte de mí. 

Sin embargo, la parte que quiere ser mejor es un  poco -a veces sólo un poco- más fuerte que esa parte autodestructiva que todos tenemos y que en estos momentos en mí está dando mucha lata. 

Por lo menos, otro día más cumpliendo. A cenar licuado de fresas.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Caos

Voy manejando a toda velocidad dentro de una casa... es muy amplia por eso puedo hacerlo, y freno justo antes de estrellarme con la pared. Al bajarme de coche voy directamente a uno de los cuartos. Voy a reclamarle a alguien, a una chica -alumna mía- el porqué anda diciendo cosas de mí que no son ciertas. Ella me evade, se sale y no puedo reclamarle como quisiera. Salgo a seguirla y la encaro. Ella dice que salió con mi ex, aunque ella no sabe que lo es. Yo empiezo a reirme. Nada de eso importa, que más da... incluso pienso en su actual pareja, quizá ella sí se enojaría... salgo de ahí, más aliviada. 

Es un sueño de lo más extraño. Creo que mi cabeza está en caos. No entiendo. No se si quiera entender.

jueves, 24 de marzo de 2011

Reporte del día

Hoy fue un lazy day. No fue planeado. No sé si lo necesitaba. No sé si lo aproveché. El caso es que me tomé un día libre. Mi perro tiene dermatitis y me preocupa. Quizá también tenga las defensas bajas. Quizá lo estoy contagiando con mi mala vibra. Ojalá y no. 

Es mi tercer día a dieta. Y la he seguido al pie de la letra.  Ayer hice, para cenar, unas enfrijoladas deliciosas. Las cenamos mientras veíamos The sopranos. Creo que será nuestra nueva serie a seguir (aunque ya haya terminado). El ejercicio me ha costado un poco más pero no me he olvidado de él. Por lo menos estoy más encauzada. Espero continuar así. Por mi bien. Ojalá que este fin de semana sea aprovechable. Corrijo. Quiero aprovechar este fin de semana :)

martes, 22 de marzo de 2011

Inicia oficialmente la operación bikini

El post de hoy es porque necesito un poco de ayuda extra en el campo de la motivación. En esto de los distintos temas para escribir en un blog hay un rubro muy grande dedicados a las bitácoras personales de personas que quieren adelgazar y hacer ejercicio. Y hoy seré una de ellas. 

Mi batalla con los kilos tiene ya varios años. Dicen por ahí que nunca se es demasiado rica ni demasiado delgada. Yo creo que más bien uno nunca está demasiado satisfecho consigo mismo. Bueno, pues yo soy de esas. Sin embargo, también es cierto que mi estado de ánimo se refleja en mis kilos. Y es inversamente proporcional: cuando mi ánimo está por los suelos los kilos suben y al revés. 

Tuve un periodo fatídico donde casi llegué a pesar 70 kilos!!!! yo que mido 1.58 (dicen por ahí que 1.54, pero no le hago mucho caso a esa medida, seguro estaba mal la cinta...) Realmente estaba tremenda!!! Es lo más que he llegado a pesar, tenía unos cachetes gigantescos... las fotos que hay de esa época están refundidas en un oscuro cajón, porque además me sentía muy mal con mi existencia. Decidí hacer algo al respecto y me sacudí muchos -pero muchos- kilos de encima. 

El año pasado es cuando menos he pesado a últimas fechas, aproximadamente 54... las fotos del bikini en la playa son mi orgullo, especialmente por la sonrisa que tengo. Quiero volver a sentirme así. no he tenido días buenos ultimamente, sigo preocupada por la salud de mi tía, pero la preocupación no lleva a ningún lado. Debo ocuparme. 

Ana, de Facil de Digerir, me está ayudando. Es mi coach nutricional y lo vamos a lograr. Quiero perder 7 kilos (ahorita ando entre los 59 y 60... sí, me he portado mal, otra vez) pero sobre todo, quiero sentirme mejor así que de vez en cuando escribiré mis avances y desventuras en este reto que tengo. Hoy empecé bien. Y digo bien porque los otros días sólo simulaba seguir las instrucciones. Ahora no, ahora va en serio. Por lo menos hoy, lo cumplí. Como en AA: sólo por hoy. Mañana será otro día

viernes, 18 de marzo de 2011

Sorteo/Giveaway

Divagando por ahí, me encuentro un sorteíto que no le viene mal a nadie, un precioso collar babero, que al parecer se están usando ultimamente bastante. Aquí la página 



Pásenle a ver y a ver qué más se encuentran.

Feliz puente!!!

martes, 15 de marzo de 2011

Debrayes arrojados al viento

Ultimamente he escrito poco. Entre el ajuste de mis horarios y mis cambios de vida, tampoco he tenido muchos ánimos de escribir. Siento que lo que pongo aquí muchas veces no tiene ningún sentido, sólo gasta aire electrónico -si es que esa expresión existe-. Veo que muchas personas tienen blogs lindos, donde dan consejos prácticos acerca de cocina, finanzas, moda... y yo siento que nada de eso puedo hacer. Si este blog desapareciera probablemente nadie lo echaría de menos (que expresión tan chafa es esta... pero bueno...)

Lo malo es que no sé que hacer. Quizá es sólo que la nubecita negra sigue arriba de mi cabeza y seguirá ahí por un rato más. A lo mejor luego se me pasa. Se que es un espacio personal, pero no se me quita de la cabeza que todo lo que uno hace debe de tener cierto sentido, no sólo emitir mas bióxido de carbono... me ha entrado la onda ecologísta, disculpas por eso. 

Puede que después de unos días de drama vuelva a sentirme mejor, sonriente, feliz... o tal vez no, pero lo que sí prometo es que este espacio sea más interesante que lo que ha sido hasta ahora... 

domingo, 13 de marzo de 2011

"Hay una fuerza motriz mas poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad".
Einstein

miércoles, 2 de marzo de 2011

Soundtrack del día



Puede que sí. Esas contradicciones pueden coexistir. El vaso no está medio lleno ni medio vacío. Está. Es lo que hay. Y con eso se puede hacer muchas cosas :)

martes, 22 de febrero de 2011

Montón de palabras sin sentido

Ultimamente siento que estoy dentro de una lavadora. Y no salgo precisamente como la pantera rosa (¿¿se acuerdan de la pantera rosa toda esponjada saliendo de la lavadora??). Sólo tengo una pequeña burbuja de felicidad, pero fuera de ahí, el mundo está en caos. Sé que en algún momento -más pronto que tarde- tendré que salir a ordenarlo, porque así ha sido siempre, pero en estos momentos no tengo muchas ganas. 

Incluso en este blog, me he estado preguntando: ¿Y de qué va? es una bitácora personal? un compilado de cosas que me gustan? podría ser un aporte al mundo de lo que sé hacer... y no es nada. Bueno, quizá sea mucho para mí, un pedacito de mí allá afuera, una especie de espacio transicional que permite organizar mi mundo. _No se preocupen, yo me entiendo... 

domingo, 13 de febrero de 2011

Al dueño de mis quincenas




Todo mundo está hablando del día del amor. Yo soy bastante neutral en ese rubro, tirándole más bien a grinch de San Valentín. He festejado muy pocas veces y en realidad no me interesa. Pero este año el amor ha llegado por otro lado: Pompo, mi perro. Y no hay amor más limpio, honesto y agradecido que el de un perrito rescatado de la calle. Llegó sin avisar. Quizá nos tocaba coincidir. A principios de año apareció afuera de la casa, todo flaco, mugroso, con pedacitos de su piel lastimada, con garrapatas... poco a poco ha ido poniéndose cada vez más sano y lo vamos queriendo más y más. Él no se cansa tampoco de que lo acariciemos de recibir amor. Sé que es un post todo revuelto y sin mucho sentido, pero lo que quiero decir es que el amor está en todos lados, y se puede sentir de muchas maneras, y, aunque también siento mucho amor por otras personas y mi bien amado me acompaña, el amor que siento por Pompo no tiene comparación.

viernes, 4 de febrero de 2011

Frasecitas motivantes para el fin de semana

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso. 
Lao Tse

El fracaso es sólo la oportunidad de comenzar de nuevo de forma más inteligente. 
Henry Ford  

Recuerda, hoy es el mañana acerca del cual te preocupabas ayer. 
Dale Carnegie

jueves, 27 de enero de 2011

La utopía está en el horizonte.
Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se desplaza
diez pasos mas allá.
¿Para que sirve la utopía?
Para eso sirve. Para caminar.
  Eduardo Galeano

miércoles, 26 de enero de 2011

El otoño del patriarca

Desde hace dos o tres años, mi abuelo ha empezado a deteriorarse. Tiene actualmente 93, así que no se le puede pedir demasiado a la vida, pero hasta hace muy poco, seguía siendo aquel hombre fuerte y recio de mi infancia. 

Mi abuelo tuvo una vida difícil, fue el mayor de 10 hermanos, sólo estuvo en la escuela para aprender a leer y a hacer cuentas porque tenía que trabajar y ayudar a mantener a los que seguían. Antes de su nacimiento, sus papás habían tenido otro hijo, pero murió siendo un bebé. Curiosamente a mi abuelo le pusieron Mariano, como su abuelo, pero también como ese hijo muerto. Las cartas del destino ya estaban echadas. Cuando era adolescente ocurrió un accidente terrible: sus amigos y él jugaban con un rifle y se disparó. Mató a uno de ellos. Él se paralizó de la angustia y no corrió como los otros. Después de eso, nunca volvió a ser el mismo. Tuvieron -toda la familia- que irse del pueblo porque la angustia y la culpa era insoportable. 

Se casó, tuvo hijos. Digamos que tuvo una vida "normal". Pero el fantasma del secreto aquél siempre lo acompañó. Siempre fue desconfiado, suspicaz, poco sociable, incluso un poco sombrío...

Y es ahora, cuando su estructura se está debilitando por la senilidad que reaparecen todas las angustias personificadas en delirios donde hay personas que lo quieren lastimar, que le quieren quitar sus tierras, todo esto junto a una necesidad imperiosa de regresar a su pueblo. 

Es triste. Es triste ver cómo el hombre de hierro que tanto quise y tanto temí ya no está. Él ya se fue desde hace mucho. En su lugar queda una especie de José Arcadio Buendia  al cual tenemos que amarrar a un árbol porque no se puede controlar de otra manera...

"... Cuando estaba solo, José Arcadio Buendía se consolaba con el sueño de los cuartos infinitos. Soñaba que se levantaba de la cama, abría la puerta y entraba a otro cuarto igual, con la misma cama de hierro forjado, el mismo sillón de mimbre y el mismo cuadrito de la Virgen de los Remedios en la pared del fondo. De ese cuarto pasaba a otro exactamente igual, cuya puerta abría para pasar a otro exactamente igual, y luego a otro exactamente igual, hasta el infinito. Le gustaba irse de cuarto en cuarto como en una galería de espejos paralelos, hasta que Prudencio Aguilar le tocaba el hombro. Entonces regresaba de cuarto en cuarto, despertando hacia atás, recorriendo el camino inverso, y encontraba a Prudencio Aguilar en el cuarto de la realidad. Pero una noche, dos semanas después de que lo llevaron a la cama, Prudencio Aguilar le tocó el hombro en un cuarto intermedio, y él se quedó allí para siempre, creyendo que era el cuarto real. A la mañana siguiente Úrsula le llevaba el desayuno cuando vio acercarse un hombre por el corredor. Era pequeño y macizo, con un traje de paño negro y un sombrero también negro, enorme, hundido hasta los ojos taciturnos. "Dios mío", pensó Úrsula. "Hubiera jurado que era Melquíades". Era Cataure, el hermano de Visitación, que había abandonado la casa huyendo de la peste del insomnio, y de quien nunca se volvió a tener noticia. Visitación le preguntó por qué había vuelto, y él le contestó en su lengua solemne:
-He venido al sepelio del rey.
 
Entonces entraron al cuarto de José Arcadio Buendía, lo sacudieron con todas sus fuerzas, le gritaron al oído, le pusieron un espejo frente a las fosas nasales, pero no pudieron despertarlo. Poco después, cuando el carpintero le tomaba las medidas para el ataúd, vieron a través de la ventana que estaba cayendo una llovizna de minúsculas flores amarillas. Cayeron toda la noche sobre el pueblo en una tormenta silenciosa, y cubrieron los techos y atascaron las puertas, y sofocaron a los animales que durmieron a la intemperie. Tantas flores cayeron del cielo, que las calles amanecieron tapizadas de una colcha compacta, y tuvieron que despejarlas con palas y rastrillos para que pudiera pasar el entierro".

martes, 25 de enero de 2011

“Quiero que al mirar atrás pueda decir que he estado vivo, que no le di la espalda a la vida, que lo he intentado. Que he sido feliz.”

lunes, 24 de enero de 2011

De nueva cuenta, sorteo

Dentro de mis múltiples contradicciones (que no incongruencias) además de pasarme el día metida en las profundidades de los conflictos inconscientes de los otros -y viviendo de ello- disfruto mucho de los blogs de moda, maquillaje y esas cosillas histéricas. Bueno, pues hay un nuevo concurso donde dan muchos chunches de belleza y quisiera ganármelos, porque ¿a quien no le gusta recibir cosas gratis? la regla es publicarlo en el blog de uno y aquí está.

Esta es la página de donde viene el concurso: The glow makeup :)

Ojalá que esta vez tenga mejor suerte!!!

jueves, 20 de enero de 2011

Es presunción, no comentario

Este fin de semana andaré en el D.F. ¿La razón? Mi amorcito presenta su cuarto libro y claro que iré al chisme!!! Si alguno de mis millones de 3 lectores puede y quiere, aquí la información: 

LUNA CINEMA 
Cinco películas en Bellas Artes ¡Permanencia voluntaria! ¡Gratis! ¡Guerra, sangre y fantasía! 
23 de enero, 12 del día

Luna Cinema es un libro compuesto por cinco historias de fantasía recargada de imágenes, de ideas, de acción loca en donde los protagonistas luchar para que su universo siga existiendo. Hay algo de sexo y sangre, pero no es lo único. En “Luciérnagas Brillan en la Espada”, se descubre que el Universo ... ya no existe, pero queda un residuo y los humanos han de luchar por seguir viviendo en ese residuo; en “Historia de Gallina”, una tonta gallina dotada de poderes sorprendentes está adueñándose del mundo; en “Luna Cinema” un agujero negro está engullendo a todos los planetas, estrellas y formas de vida del Universo; En “Las Brumanosas” irrumpen nuevas e insólitas leyes de la naturaleza que están llevando al mundo al caos; y en “El Pantano de los Peces Esqueleto” la materia inorgánica quiere robarle la vida a la materia orgánica. Luna Cinema es el título de uno de los cuentos y es, también, como me gustaría que el lector viviera las historias: como extrañas películas que un día, de pronto, empiezan a proyectarse en la pantalla de plata de la Luna Llena.
 
Este libro obtuvo en 2008 el premio Nacional de Bellas Artes San Luis Potosí. La editorial Tierra Adentro lo publica a finales de 2010 y su primerita presentación será el domingo 23 de enero, en la salada Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, a las 12 de la mañana. Comentan los escritores: Verónica Murguía, Alberto Chimal, Eusebio Rubalcaba y el autor. Se puede comprar en todas las librerías EDUCAL del país (si no está, encárguenlo ahí). En la presentación también estarán a la venta mis otros tres libros:

La Noche es Luz de un Sol Negro (Ed. Ficticia, 2007. Cuento)
Guiichi (Ed. Progreso, 2008. Novela)
Embrujadero (Ed. Secretaría de Cultura de Michoacán, 2010. Cuento).



Aquí la página de Conaculta donde se puede conseguir el libro (además que en la Ghandi)


:)

viernes, 14 de enero de 2011

¿En realidad quien es el tirano?

¿Porqué se tiene sentimientos de culpa cuando no se trabaja al full?  Es como si la vida tuviera que ser sufrida para que merezca ser vivida. Esta semana me pasó. Fui al consultorio y a una clase que aún no termina, pero de la cual no tengo que planificar ni calificar. Y el tiempo que tengo libre siento una culpabilidad inmensa. Además de que me aburro en algún momento del día, pienso en las mil cosas que debería estar haciendo o peor, en porqué no se me ocurre ninguna actividad que se me haya quedado por ahí, atorada... Yo sé que siempre hay cosas por hacer, siempre se puede avanzar para no andar con las prisas después, pero también es justo que el tiempo libre sea eso: tiempo de libertad de ver al techo y contar las telarañas si eso es lo que hace feliz (en mi caso son cosillas igual de superfluas pero igual de disfrutables). Es infame cómo soy yo mi propio tirano.

 Eso. Soy yo mi propio tirano, pero como se escucha muy feo ando endilgándole ese trabajo a medio mundo. Vaya que les sale bien, tampoco les quito lo que les toca, pero me queda claro que soy yo, y sólo yo quien pareciera que disfruta con la exigencia, quien no se merece el descanso...

 Pero ya estoy poniendo manos a la obra. Porque no sólo se trata de darse cuenta. El grillete ha sido abierto... No digo que será fácil. Pero la decisión se tiene que tomar hoy o mañana, o pasado mañana, así que eso no se puede evitar. 
Aunque muy pocos entiendan el porqué de la rebelión...