el que busca encuentra

sábado, 1 de octubre de 2011

De Jodorowsky

Por no poder atraparlas con su trampa para ratones, comenzó a odiar a las águilas.

Cuando renunció a cazarla, el ave se le posó en la mano.

Por tener piedad del gusano que la dió a luz, la mariposa nunca más voló.

Un ciego, con su bastón blanco, en medio del desierto. llora sin poder encontrar su camino porque no hay obstáculo.

Un psicoanalista ciego se coloca en cada cuenca un espejo. Sus pacientes le dicen: "¡Gracias doctor, por fin usted nos ve!".

Los errores son tus maestros. Sin repetirlos, respétalos profundamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Porque lo que se habla no se actúa: