el que busca encuentra

sábado, 28 de agosto de 2010

just breath...


Debo decir que estoy cansada. A veces se necesita sentir que uno se puede dar un respiro. Tomar aire y seguir con la carrera. Respirar con la energía bien puesta en la meta.

Esa meta puede ser cualquiera: la realización, el amor, el dinero, la salud, la venganza... La persistencia lo es todo. Es cuestión de detenerse un momento y permitir escuchar y ver las señales. Sin pausa pero sin prisa. Saber que el triunfo se logra cuando el golpe se asesta de una vez y con la fuerza suficiente para que no haya marcha atrás.

Mientras tanto habrá que conservar las energías... y seguir respirando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Porque lo que se habla no se actúa: